Impresoras 3d

Las impresoras 3D capaces de hacer réplicas en 3 dimensiones de cualquier diseño 3D han llegado para transformar nuestra vida. Permitiendo realizar desde pequeños juguetes a viviendas de diferentes diseños.

Desde las casas típicas de los esquimales: Los iglús, a tipis (tiendas típicas de los indios estadounidenses), cabañas pasiegas (típicas de Cantabria) malocas (típicas indios el Amazonas), casas en tierra (Construcciones soterradas en países Nórdicos),etc

Las viviendas del mundo evolucionan  en casas en 3D.

Las casas en 3D  en principio parecía que iban a ser viviendas básicas para mejorar la vida de personas que vivían en chabolas en zonas de pocos recursos o como viviendas construidas para sustituir a las habituales cuando por catástrofes naturales se pierden. Ahora ya se planea construir casas 3D en zonas residenciales como en Eindhoven,  Holanda.

Otra forma del uso de la impresora 3D será en la construcción de piezas como determinadas ventanas o estructuras. Al igual que para hacer las pequeñas piezas que necesitamos en el momento ya sea para aparatos tecnológicos o maquinarias de cualquier tipo.

El futuro inmobiliario está llegando a nuevos límites inimaginables hace tan solo un siglo y solo el tiempo podrá decirnos hasta dónde.

En otro campo diferente pero no menos útil las prótesis que ya empiezan a exportarse a países de África serán otra forma de mejorar la vida de muchas personas y una de las mejores utilidades de estas impresoras hasta el momento.

Aunque la gran revolución puede estar en el mundo alimenticio cuando se pueda clonar un alimento en impresoras 3d. No siendo necesario por tanto la aniquilación y muerte de tantos animales en un mundo cada vez con más sobrepoblación y menos cantidad de recursos.