Al igual que el Corona virus tiene a todos los países en jaque, la Viruela(enfermedad infecciosa grave) lo hizo  hace siglos asolando la humanidad.

Una enfermedad sin asintomáticos pues  todos los contagiados mostraban grandes ronchas al cabo de unos días, lo que  permitía detectarlos y aislarlos, así como a sus contactos. Dejaba un 30% con secuelas como ceguera o esterilidad y otro 30% perecía.

Gracias a la inoculacion de una variedad similar: la viruela bovina se  pudo  inmunizar a la población. Así hasta erradicarla en 1977 gracias a Edward Jenner descubridor de la vacuna.

Sin embargo  al igual que los europeos antes habían llevado la enfermedad a América y la sufrieron pueblos indígenas, aztecas... Ahora  se proponían llevar la vacuna y ayudar a erradicar la enfermedad en América pero no conseguían llevarla por la larga duración del viaje en barco. Hasta que se les ocurrió la idea de llevar la vacuna en personas en una cadena humana. Así fueron 22 niños del orfanato de Coruña  los "recipientes" de esa vacuna encargados de mantenerla viva hasta llegar a América  y desde allí a Filipinas y China en la llamada " Expedición de Balmis" llamada así por el médico Francisco Javier Balmis que  dirigía esta expedición en 1803. En un viaje que sólo con las normas y ética de otros tiempos permitiría llevarse a cabo. Testimonio y homenaje de ello han quedado inscritos los nombres  y edades de estos niños  en una balconada de la Casa del Hombre, Domus de la Coruña.    

Otras enfermedades devastadoras, ya superadas, fueron la Gripe Española, la Plaga de Justiniano,La Peste Rusa o la Peste Bubónica.